lunes, 20 de agosto de 2012

Todo cabe en un jarrito si se sabe acomodar.


Este post está inspirado por el apretujado.
A mí me gustan los jarritos y no sólo para tomar café en ellos (no me gusta el refresco marca Jarrito, pero eso es sólo porque el único refresco que me gusta es la Coca… no hay más que hacer) o usarlos de adorno, me gustan los jarritos como metáfora, porque les cabe todo.
Este es un refrán que acabo de investigar:
Refrán popular de índole exclamativa que aconseja no desesperarse y obrar en todo con orden cuidado y paciencia para lograr lo que uno se ha propuesto. quizás la imagen del jarrito no sea la más adecuada para un reacomodo y haya que acudir a la variante que dice todo cabe en un costal en sabiéndolo acomodar.

También encontré otra página, http://www.academia.org.mx/dicrefran/DICAZ/j.htm , en la que (además de encontrar muchísimos refranes que ya compartiré por acá), en la que lo definen igual. Afortunadamente otra página lo define así http://refranesyconsusignificado.blogspot.mx/p/refranes-y-con-su-significado.html :
El elogio del orden y de la economía, el arte del bien disponer las cosas para su mejor aprovechamiento.

Esto nos permite concluir, por maravilloso que parezca, que ¡nada tiene que ver con el acomodo como tal! Es más bien una metáfora o alegoría o algo (no vale que digan refrán, porque eso ya lo sabemos) sobre la planeación y proyección, la paciencia, bla bla bla. Eso no es lo que yo he asociado TODA MI VIDA cuando escucho este refrán.

¡CHALE! Eso me pasa por buscar información y no escribir sólo lo que sale de mi cabecita.

Hagamos de cuenta que no lo escribí ni averigüé, y regresemos a lo que yo quería decir al respecto. Así pues, decía yo que este refrán es bien importante para mí, no sólo porque me gusta la idea del jarrito (de cerámica, bonito, gordo de abajo y chato de arriba, con el asa tan gordita), sino porque mi abuelita me lo repetía mucho cuando era niña. Siempre, ante cualquier problema de espacio o acomodo (es decir, de acomodar) decía “todo cabe en un jarrito si se sabe acomodar” y yo, que le creía TODO lo que decía, y además confiaba ciegamente en ella (ya no, porque en sentido estricto ya no puedo porque murió, pero confío que todo lo que me dijo es verdad, y así será hasta el final de mis días o mi memoria).

Y como le creía, lo aplicaba, siempre había que encontrar el cómo, la posibilidad estaba ahí y sólo era cuestión de verla. Por eso, el orden para mí resulta orgánico, real y necesario; no necesario porque soy una mujer obsesiva y controladora que espera que todo sea como yo quiero/necesito/pienso, sino que es ahí está y es de necios no tomar ese camino. Tal vez sea un poco exagerado, no lo sé, pero a mí me ha funcionado maravillosamente, todo en mi vida suele estar acomodado o tiene un lugar determinado (o por determinar), y esto hace que el resto sea más sencillo.

Por ejemplo, si tienes todos tus documentos ordenados, el día que necesitas algo, te toma 20 segundos encontrarlo, pues tiene un lugarsito entre todos los papeles, y sabes que ahí está. Así es con todo, la ropa, los libros, los enseres y alimentos en la cocina, todo bien arregladito (no quiere decir que me ponga bien loca si las cosas no están en su lugar, tampoco es para tanto, pero sí procuro que estén ahí, por cuestiones de practicidad).

Además del orden, este refrán me ha permitido entender que todo cabe, todo tiene un lugar y siempre habrá espacio para eso, físicamente, emocionalmente, o mentalmente. Si a veces siento que no “cabe” es porque aún no lo acomodo, pero no porque no corresponda a ese lugar.

Y esto, simple y sencillamente, me hace sentir mejor, me da tranquilidad y me gusta. Y gustarme me parece lo más importante, además, mi abuela era una mujer muy sabia, y si ella decía que “todo cabe en un jarrito si se sabe acomodar”, es así.

4 comentarios:

  1. Mira, ya somos dos las fanáticas del orden... A mí también me encanta que cada cosa tenga su sitio. Sobre todo por eso que dices de que es mucho más práctico (a la par que más estético).

    Yo el refrán (aunque nunca lo había oído) lo llevaría incluso un poco más allá. Todo es posible en esta vida. Lo único que hay que hacer es buscarle la vuelta...


    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Exacto!! Pura sabiduría!!! Me gusta!
      Besos

      Eliminar
  2. Jajaja, sumad otro ordenado a la lista. En mi caso es mera obsesión, reconozco que no lo hago por encontrar las cosas con más facilidad posteriormente, sino que para mí las cosas tienen un sitio, y si ese es su sitio pues tienen que estar ahí y de determinada manera.

    Estoy de acuerdo en que el refrán puede aplicarse literal y metafóricamente, como muchos otros. En España suele decirse que "hay tiempo para todo", refiriéndose a trabajo/estudio y ocio principalmente. Acabo de ver el anuncio de Buckler (una cerveza sin alcohol) cuyo eslogan es "Si sabes como vivir, puedes vivirlo todo", que viene a ser lo mismo. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué emoción conocer tantos "ordenadores", un placer :)
      Me gustó el slogan de la cerveza! Aunque, si supieras cómo vivir, no tomarías cerveza sin alcohol, ja ja ja

      Eliminar

¿Soy sólo yo?